¿QUÉ ES UNA BATERÍA AGM?

BATERÍA PARA VEHÍCULOS CON TECNOLOGÍA DE ARRANQUE Y PARADA

En el caso de los vehículos con sistema automático de arranque y parada, se utilizan fundamentalmente dos tecnologías de batería,

según el consumo energético y la resistencia que sea necesaria a las vibraciones y a los ciclos.

 

  • AGM (Absorbent Glass Mat): la fibra de vidrio absorbe el ácido y, con ello, lo liga.
  • EFB (Enhanced Flooded Battery): la batería de arranque resistente a ciclos, con electrolito líquido.

Batería AGM

 

  • AGM - Absorbent Glass Mat, la fibra de vidrio absorbe el ácido y, con ello, lo liga.
  • = VRLA - Valve Regulated Lead Acid: una batería de plomo-ácido regulada por válvula, con tecnología AGM.
  • Running Bull AGM: batería de arranque y para la red de a bordo para vehículos dotados de tecnología de arranque y parada que exijan una mayor demanda de energía y dispongan de sistema de recuperación de la energía de frenado, también se utiliza cada vez más como batería de a bordo en coches eléctricos
  • de gama media y alta hasta vehículos de lujo
  • hasta 360 000 arranques del motor
  • Running Bull BackUp: batería adicional de respaldo para vehículos dotados de tecnología de arranque y parada o coches eléctricos, que presentan la máxima demanda de energía y disponen de sistema de recuperación de energía la de frenado

 

La tecnología AGM (Running Bull AGM, Running Bull BackUp) se usa, sobre todo, en sistemas de arranque y parada de alto consumo energético y recuperación de energía de frenado. La batería Running Bull AGM es la solución idónea sobre todo para vehículos de gama media y gama alta, e incluso para vehículos de lujo. Las siglas AGM (Absorbent Glass Mat) designan a una batería de recombinación. Las baterías AGM también se utilizan en el segmento de vehículos industriales, sobre todo en los camiones que deben cubrir largas distancias, con un consumo energético muy elevado debido al creciente número de funciones de confort y a la resistencia extrema a las vibraciones en caso de instalación de la batería en la parte trasera.

 

Un separador de fibra de vidrio se ocupa de absorber el ácido, pero deja suficientes poros libres para permitir que se produzca una difusión del oxígeno desde la placa positiva hacia la placa negativa. En la placa negativa, el oxígeno se une al plomo para formar óxido de plomo. A continuación, dicho óxido de plomo reacciona con el ácido sulfúrico para dar lugar al sulfato de plomo, generando al mismo tiempo agua como producto de la reacción. Por la acción de la carga eléctrica, el sulfato de plomo se acaba transformando de nuevo en plomo metálico. ¿Y qué se consigue así? Pues que no se pierda ni una gota de agua.

Ahora bien, si debido a tensiones de carga excesivamente elevadas o a temperaturas extremadamente altas se forma demasiado gas, se vuelve imposible que todos los gases constituidos se recombinen por completo. Entonces la presión en el interior de la batería aumenta continuamente hasta que se abren las válvulas de seguridad.

 

Diferencias respecto a las baterías húmedas convencionales resp. Batería EFB

 

  • Caja de la batería con paredes laterales reforzadas: para soportar la presión de la instalación de los componentes internos y del proceso de recombinación.
  • Conexiones atornilladas especiales: con válvula de seguridad de sobrepresión, para evitar p. ej. que la batería explote en caso de sobrecarga.
  • Separadores de AGM especiales: elaborados con revestimiento de fibra de vidrio de alta precisión, ya que dos de los requisitos básicos para que la batería AGM funcione perfectamente son una compresión y saturación óptima del separador.
  • Elementos de plomo reforzados: son necesarios porque en este caso no se dispone de "reservas de ácido" como sí ocurre en una batería húmeda.
  • Las baterías AGM pueden realizar hasta 360.000 arranques del motor, en comparación directa con los 270.000 arranques de las baterías EFB y los 120.000 arranques de las baterías húmedas convencionales.

Ventajas imbatibles para los usuarios

 

Resistencia a los ciclos triple en comparación con las baterías de arranque convencionales y máxima resistencia a las vibraciones durante funcionamiento continuo. Seguridad contra fugas gracias al electrolito ligado en la fibra de vidrio (Absorbent Glass Mat). Hasta 360 000 arranques del motor. 

 

Si el vehículo también dispone de un sistema de recuperación de la energía de frenado, la batería AGM funcionará artificialmente con un estado de carga bajo (SOC, State Of Charge aprox. del 70 %). Según el perfil de conducción (trayectos breves, conducción con tecnología de arranque y parada, atascos, etc.), si se utilizasen en estos vehículos baterías húmedas convencionales, se estropearían al cabo de pocos meses, ya que deben soportar un número elevadísimo de ciclos.

 

PS: La batería AGM también se utiliza en el sector de los vehículos comerciales, especialmente en el sector de los camiones de larga distancia la variante de batería AGM Buffalo Bull, con la mayor demanda de energía debido al aumento de las funciones de confort y la extrema resistencia a las vibraciones con la instalación trasera integral de la batería.

Cambiar una batería AGM

 

Si un vehículo está equipado de serie con una batería AGM, es obligatorio sustituirla por otra Batería AGM. En todos los casos, deberán tener una carcasa idéntica y una clase de potencia muy similar.

Nota: las pequeñas disparidades en materia de capacidad y arranque en frío no afectan en absoluto para disfrutar de un arranque seguro y una alimentación óptima para la red de a bordo. 

Tenga en cuenta que:

En ningún caso se debe instalar una batería húmeda convencional en un vehículo con función de arranque y parada que viniese equipado de serie con una batería AGM o EFB. 

 

Las baterías AGM se utilizan muy a menudo en coches con sistemas automáticos de arranque-parada y recuperación de la energía de frenado. Ambas tecnologías plantean las máximas exigencias a las baterías de arranque y del sistema eléctrico, que las baterías húmedas convencionales ya no pueden cumplir. Incluso los coches de lujo con un gran número de consumidores eléctricos adicionales se benefician de la estabilidad de ciclo extremadamente alta de las baterías AGM. También son ideales para el uso todoterreno gracias a su resistencia extremadamente alta a las vibraciones y a las fugas, lo que permite posiciones inclinadas extremas en el uso todoterreno. Es bueno saberlo. Cada vez más coches eléctricos están equipados con baterías del sistema eléctrico del vehículo de 12 V con tecnología AGM, o se puede realizar una actualización en cuanto a la tecnología de la batería.

 

¡Sugerencia de arranque! No hay que olvidar el uso en el sector de hobby y ocio/caravana de acampada: es mejor utilizar una batería de arranque y de alimentación a bordo como Running Bull AGM para arrancar el motor, especialmente en caravanas y autocaravanas, no sólo para acampada en invierno.

Por favor, acepte las Marketing Cookies para ver el contenido