Esta página web utiliza cookies. Las cookies se emplean para guiar a los usuarios y para analizar la web, y contribuyen a mejorar la página y a que su uso resulte más sencillo. Si no desea que se realice ningún registro, puede desactivarlo en las disposiciones sobre protección de datos.

Banner

PORTAL DE ASISTENCIA

Preguntas frecuentes

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

 

Las siguientes preguntas frecuentes le permitirán obtener información sobre el uso de las baterías de Banner de un modo rápido y eficiente. Además, encontrará respuestas a otras preguntas con la búsqueda de preguntas frecuentes y la selección de días.

Debido a la sensibilidad de la electrónica del vehículo, únicamente se debe utilizar un Banner Booster para arrancar el vehículo.

– La ayuda al arranque de un vehículo a otro puede provocar picos de tensión al desconectarse y, por lo tanto, dañar o incluso destruir el sistema electrónico del vehículo.

– Por lo tanto, siga las siguientes instrucciones cuando utilice las pinzas de arranque.

– Para la ayuda al arranque con pinzas de arranque recomendamos el uso de pinzas de arranque estandarizadas (p. ej. según DIN 72 553). – Siga las instrucciones de uso de las pinzas de arranque.

– Conecte únicamente baterías de la misma tensión nominal.

– Conecte las pinzas: apague los motores de ambos coches. Conectar primero los dos polos positivos 1 con 2, después el polo negativo del vehículo donante 3 con un polo negativo del coche que necesita asistencia (Siga las instrucciones del fabricante del vehículo).

– Ahora encienda el vehículo que necesita asistencia durante un máximo de 15 segundos; no encienda el vehículo del donante.

– Quite las pinzas: desconecte las pinzas en orden inverso.

 

La batería del vehículo no siempre está montada en el compartimento del motor, sino que también se puede situar en el  habitáculo o en el espacio para pasajeros, así como en el maletero. No obstante, el procedimiento de ayuda al arranque se mantiene sin cambios.

Banner Starthilfegerät, Booster, Jump Starter,

Para lograr una larga vida útil de la batería, debe seguir las siguientes instrucciones:

- Mantenga la superficie de la batería limpia y seca.

- Compruebe regularmente el nivel de ácido y, si es necesario, añada agua desalinizada o destilada. Nunca rellene con ácido. Si se produce una gran pérdida de agua, la tensión del regulador debe ser comprobada por un especialista.

- No utilice los llamados «mejoradores de batería».

- El estado de carga de la batería se puede comprobar midiendo la densidad del ácido o la tensión de reposo. Si la densidad del ácido es inferior a 1,24 kg/l o si la tensión está por debajo de 12,50 V, se debe volver a cargar la batería.

- En el caso de los vehículos de uso estacional, se recomienda realizar dos cargas de compensación con cargadores externos o bien mantener la carga.

 

En todo caso, la batería debe cargarse por completo antes de ponerse fuera de servicio.

 

Running Bull AGM/BackUp: el estado de carga solo se puede determinar a través de la tensión de reposo. Si la tensión de reposo es igual o inferior a 12,50 V, se deberá volver a cargar la batería. No se permite realizar una medición de la densidad del ácido o rellenar el agua destilada, ya que esto puede ocasionar desperfectos en la batería.

En el caso de baterías húmedas, compruebe el nivel de electrolito antes de la carga y, si es necesario, rellene con agua desmineralizada o destilada hasta la marca máxima de residuo ácido o 15 mm por encima del borde superior de la placa.

Running Bull AGM/BackUp: las baterías AGM no se pueden abrir. No es posible ni necesario realizar una medición de la densidad del ácido o rellenar el agua destilada.

 

¿Deben desmontarse las baterías para recargarlas a fin de evitar desperfectos en el vehículo? Por favor, preste atención al tipo de cargador. Habitualmente se pueden encontrar valiosos consejos sobre la carga en el vehículo en las instrucciones de uso del fabricante del vehículo o en las del fabricante del cargador. Por regla general, los cargadores totalmente automáticos (limitación de tensión de carga con 14,8 V) son muy adecuados para cargar baterías instaladas en vehículos.

 

Si su cargador tiene un modo automático con tensiones superiores a 15,9 V, la batería debe desconectarse del sistema electrónico de a bordo o retirarse del vehículo. En el peor de los casos, las unidades de control instaladas podrían ser destruidas por sobretensiones, ¡el daño resultante sería enorme! Atención: al desconectar, tenga en cuenta las instrucciones del fabricante del vehículo.

 

– Las baterías solo deben cargarse con corriente continua. Conecte el polo positivo (+) de la batería al polo positivo (+) del cargador y el polo negativo (-) al polo negativo (-) del cargador.

– No encienda el cargador hasta que la batería esté conectada. Cuando finalice la carga, primero apague el cargador.

– Se recomienda al menos una décima parte de la capacidad como corriente de carga (p. ej. 44 Ah: 10 = 4,4 A corriente de carga).

– La temperatura del ácido no debe superar los 55 °C durante la carga. Si se excede este valor, debe interrumpirse la carga.

– Asegúrese de que haya una buena ventilación durante la carga.

- No se deben abrir las uniones roscadas de las baterías.

- Tenga en cuenta que se debe recargar 1,2 veces la capacidad extraída (p. ej.: capacidad extraída: 30 Ah --> recarga 36 Ah).

- La carga se completa cuando la corriente baja a 0 o ya no disminuye, o cuando el cargador automático se apaga.

 

En el caso de las baterías totalmente descargadas, se recomienda una tensión de carga de 16 V (desconecte obligatoriamente la batería del sistema electrónico de a bordo).

 

Atención: durante la carga se genera un gas altamente explosivo. ¡Prohibido provocar fuego, chispas, luz abierta o fumar!

 

Running Bull AGM/BackUp: cárguelas siempre con un cargador regulado por tensión (máx. 14,8 V). El uso de cargadores convencionales que no estén regulados por tensión destruirá la batería debido a la sobrecarga y provocará fugas de electrolito.

En caso de no utilizarse la batería o de inactividad prolongada (períodos de espera o de invierno), desmóntela y almacénela en un lugar seco y fresco (libre de heladas). Puede descargar la batería por completo y volver a cargarla en caso de no alcanzarse una tensión de reposo de 12,50 V o bien conectarla a un cargador de mantenimiento (p. ej. Banner Accucharger).

 

La mejor opción consiste en emplear cargadores regulados por tensión (Banner Accucharger). Estos aparatos se ocupan del proceso de carga de forma automática. Según la capacidad de la batería, pueden emplearse los siguientes cargadores:

3-20 Ah, Banner Accucharger 6/12 V 2 A , n.º art. 1240000020

>20 Ah, Banner Accucharger 12 V 3 A , n.º art. 1240000030

 

- Desmonte la batería del vehículo y retire obligatoriamente el cable de la batería (desconecte en primer lugar el terminal negativo). Atención: si no hay suministro de corriente, se pueden perder los datos del ordenador de a bordo, de la radio, etc.

- Conecte en primer lugar el cargador a la batería y, después, enciéndalo. Después de la carga, apague primero el cargador y, después, desconecte la batería.

- Corriente de carga: máx. 1/10 amperios de la capacidad de la batería.

- Si la temperatura supera los +55 °C, interrumpa la carga.

- Después de la carga, compruebe el nivel del electrolito y, si procede, añada agua desmineralizada (solo en el caso de las baterías húmedas, no en el de las baterías AGM, GEL y AGM PROfessional).

- Garantice una buena ventilación en la estancia. Durante la carga se genera gas altamente explosivo. Se prohíben terminantemente fumar, las llamas abiertas y la formación de chispas.

Banner Accucharger, Ladegerät, Lader, Erhaltungsladung, Ausgleichsladung

Para alcanzar una potencia y una vida útil máximas, la batería debe cargarse por completo antes de su instalación (1 + 2).

 

1. Bike Bull

Preparativos: la apertura de desgasificación está cerrada y se debe abrir antes de la puesta en servicio. Para ello, retire la tapa protectora o corte el extremo de la manguera desgasificadora. Llenado: retire todos los tapones de la batería. Utilice solo el ácido especial (densidad 1,28 kg/l) que incluye la batería en el recipiente especial de plástico. Llene hasta la marca de máximo y, a continuación, deje la batería reposar durante 30 minutos. Atención: deseche los recipientes en los que aún queden restos de ácido en el punto recolector de materiales peligrosos que corresponda. Los restos de ácido no deben acceder a la red de alcantarillado. Deseche los recipientes de ácido vacíos con los plásticos de la basura doméstica. Puesta en servicio: para alcanzar la potencia máxima, la batería debe cargarse por completo después de llenarse con ácido y antes de su instalación. Según las instrucciones de uso del cargador o de la batería, cárguela entre 5 y 10 horas a un máximo del 1/10 de la capacidad de la batería (Ah). La capacidad de la batería se observa en el segundo y el tercer dígito del número DIN del envase individual: si el número es, p. ej., 509 14, la capacidad de la batería es de 9 Ah y la corriente de carga, de aprox. 0,9 A. Compruebe el nivel de ácido después de la carga y, si es preciso, añada agua desmineralizada. Vuelva a cerrar la batería con los tapones. Mantenimiento: no deje que el nivel de ácido caiga nunca por debajo de la marca del mínimo. Utilice únicamente agua desmineralizada para rellenar (desalinizada o destilada según VDE 0510). 

Tenga en cuenta que la Bike Bull no se puede instalar lateralmente.

 

2. Bike Bull AGM

Preparativos: retire el sello de la batería inmediatamente antes de llenarla. Oirá un ligero silbido. Llenado: utilice solo el ácido especial (densidad 1,32 kg/l) que incluye la batería en el recipiente especial de plástico. A continuación, deje la batería reposar durante 30 minutos. Después del llenado, la batería se cierra con la barra de cierre y no se vuelve a abrir. En caso contrario, la batería se estropeará. Atención: deseche los recipientes en los que aún queden restos de ácido en el punto recolector de materiales peligrosos que corresponda. Los restos de ácido no deben acceder a la red de alcantarillado. Deseche los recipientes de ácido vacíos con los plásticos de la basura doméstica. Puesta en servicio: para alcanzar la potencia máxima, la batería debe cargarse por completo después de llenarse con ácido y antes de su instalación. Según las instrucciones de uso del cargador o de la batería, cárguela entre 5 y 10 horas a un máximo del 1/10 de la capacidad de la batería (Ah). La capacidad de la batería se observa en el segundo y el tercer dígito del número DIN del envase individual: si el número es, p. ej., 518 21, la capacidad de la batería es de 18 Ah y la corriente de carga, de aprox. 1,8 A. 

Tenga en cuenta que La Bike Bull AGM no se puede instalar lateralmente.

 

3. Bike Bull GEL, AGM PROfessional

Puesta en servicio: la batería viene precargada y se puede instalar directamente.

Tenga en cuenta que La Bike Bull GEL/Bike Bull AGM PROfessional no se puede instalar lateralmente.

 

Generalidades: recomendamos usar un cargador regulado por voltaje, como el Banner Accucharger 6/12 V 2 A o 12 V 3 A.

Atención: no monte nunca baterías exentas de mantenimiento (AGM, GEL, AGM PROfessional) en motocicletas sin regulador. No se puede superar la tensión de carga máxima de 14,8 V.

Bike Bull Motorradbatterie Inbetriebnahme

Sí, mucho.
Las baterías de arranque convencionales están diseñadas, tal y como su nombre indica, para proporcionar una breve pero elevada dosis de energía y arrancar el vehículo.

En cuanto el motor se pone en marcha, el sistema de carga del vehículo permite volver a cargar la energía tomada de la batería y alimenta todos los demás consumidores eléctricos.

 

Las baterías de arranque y parada tienen muchos más cometidos que el mero arranque del motor.

En concreto, deben garantizar el suministro energético a los distintos consumidores eléctricos cuando el vehículo se detenga, el motor no esté en marcha (parada) y, no obstante, deba alimentarse toda la red de a bordo, además de asegurar el siguiente proceso de arranque.

Esto significa que la técnica y los componentes de las baterías de parada y arranque se diferencian en gran medida de los de las baterías de arranque convencionales.


Tenga en cuenta que
En el caso de instalarse equivocadamente una batería húmeda convencional en un vehículo con tecnología de parada y arranque, ya sea por un error de asignación o por cuestiones de presupuesto, solo es cuestión de tiempo hasta que se produzcan fallos en la batería o una avería generalizada. Según el perfil de conducción (trayectos breves, «stop-and-go», etc.), las baterías de arranque convencionales se estropearán al cabo de pocos meses, ya que la función de arranque y parada del motor las somete a una carga cíclica extrema.


El fallo de la batería puede ocasionar problemas en distintas funciones del vehículo (incluidos el arranque y la parada). Todo esto sin contar con las molestias que ocasione el fallo de la batería, el posible tiempo desperdiciado, la espera a que acuda ayuda, los retrasos, los problemas para llegar a tiempo a citas y la insatisfacción con la batería de repuesto instalada.

 

Por ello, no instale nunca una batería húmeda convencional en un vehículo con función de arranque y parada que esté equipado de serie con una batería AGM* o EFB**. En ese caso, deberá utilizarse siempre una batería AGM o EFB, según corresponda, con una carcasa y una clase de potencia idénticas.

Siga obligatoriamente estos consejos para cambiar la batería.

 

Sugerencia de Banner: La batería EFB se puede mejorar a la versión Running Bull AGM, que es una batería resistente a los ciclos y de mayor potencia, en las carcasas H5/L2 (60 Ah), H6/L3 (70 Ah) y H7/L4 (80 Ah). Consulte a su asesor de clientes de Banner al respecto.

 

*AGM = Absorbent Glass Mat, la fibra de vidrio absorbe el ácido y, con ello, lo liga.
**EFB = Enhanced Flooded Battery, la batería de arranque resistente a los ciclos

Puede calcular la capacidad correcta de su Energy Bull como sigue.

Pongamos un ejemplo: está buscando usted una batería de suministro para su barco eléctrico. La red de a bordo de 24 V emplea un motor eléctrico de 600 W de potencia. Además, deben alimentarse una radio, distintas luces de posición y una ecosonda (en total, 50 W). Usted pretende alcanzar una autonomía de 5 horas.

 

Los valores indicados se aplican a la fórmula

Vatio : voltio = amperios x horas x factor de seguridad = capacidad total en Ah, es decir, 650 : 24 = 27 x 5 x 1,7 = 230 Ah (K20).

 

De forma estándar, en el caso de las baterías húmedas debe aplicarse un factor de seguridad del 70 % (con las baterías de recombinación AGM y GEL, del 30 %). En el supuesto que nos ocupa, se recomienda usar dos Energy Bull 968 01 (de 230 Ah cada una) conectadas en serie.

 

El sistema automático de arranque y parada activa y desactiva de forma automática el motor cuando accione o suelte el embrague o el freno en las paradas.

Posibilidades de ahorro:

según la situación, y sobre todo en el tráfico urbano en coche,

podrá ahorrar hasta 0,8 l de combustible cada 100 km.

 

Para ello es fundamental

contar con una batería de arranque y parada muy potente y con gran resistencia a los ciclos, que rinda al máximo incluso con procesos de carga y descarga frecuentes.

 

Las baterías para automóviles de arranque y parada de Banner ahorran combustible y CO2.

Con las baterías altamente especializadas de la serie Running Bull, Banner abastece al completo al sector del suministro energético de los vehículos de arranque y parada. Su resistencia especialmente elevada a los ciclos convierte a la Running Bull en una batería de a bordo perfecto, capaz de hacer frente a solicitaciones extremas debidas a los múltiples procesos de arranque de los vehículos microhíbridos.

 

Encontrar la batería apropiada para una autocaravana no es fácil. A continuación, le ofrecemos algunas explicaciones para que comprenda mejor cómo funciona la Energy Bull y cuáles son las posibilidades alternativas.

 

Carga: Procure que el cable de alimentación esté debidamente dimensionado (para reducir al mínimo las pérdidas de tensión). La tensión de carga de las baterías Energy Bull debe situarse entre los 14,2 y los 14,4 V. A fin de mantener una vida útil adecuada de la batería, la corriente de carga no debe superar en más de cinco veces la corriente nominal* (véase el cálculo siguiente). En resumen: la Energy Bull es una buena batería cíclica con gran capacidad (en comparación con las baterías de gel o AGM). La «desventaja» de las baterías Energy Bull con respecto a las AGM o a las GEL es su mantenimiento. Así, mientras se utilice la batería Energy Bull, será preciso comprobar con regularidad el nivel del electrolito. En caso de uso intensivo (acampada), deberá verificarse todos los meses; en los demás supuestos, será suficiente con un mantenimiento trimestral o semestral. Las baterías GEL y AGM están exentas de mantenimiento. A favor de la Energy Bull se cuentan su precio y su resistencia a las temperaturas y las tensiones de carga elevadas.

 

Solar: asegúrese de usar el regulador de la célula solar adecuado. Lo ideal sería que contase con PWM (siglas en inglés de modulación por ancho de pulsos), con compensación de la temperatura y con parámetros libremente seleccionables (tensión de carga, etc.).

 

Descarga: los transformadores de frecuencia plantean determinadas exigencias con respecto a las corrientes de descarga de las baterías. De forma general, las baterías Energy Bull y GEL no son adecuadas para descargas de alta corriente (más de 40 veces la corriente nominal* durante más de 1 min). En el supuesto de que necesite corrientes de descarga elevadas, recomendamos el uso de una batería AGM (Running Bull). *--> Cálculo de la corriente nominal a continuación.

 

Capacidad: de forma idónea, las baterías funcionan con profundidades descarga reducidas. Las baterías de plomo y ácido soportan una determinada conversión de la capacidad (es decir, el número de conversiones de la capacidad nominal). Cuanto más plano sea el ciclo, mayor será el número de repeticiones posibles. Por lo que a la capacidad de ciclos se refiere, las baterías GEL ofrecen una vida útil doble en comparación con la de la Energy Bull, si se manipulan debidamente. 

 

Desgasificación: si la batería se instala en el interior del vehículo, deberá dotarse a la misma de una manguera desgasificadora dirigida hacia fuera. Al escoger la batería, tenga en cuenta la conexión de desgasificación central que presente. --> Con ella, será posible desviar hacia el exterior los gases que se generen durante la carga (hidrógeno y oxígeno). Las baterías AGM y GEL no expulsan gases durante el funcionamiento habitual (excepción: si hay desperfectos en el cargador o en la batería). No obstante, se deberá usar siempre una manguera desgasificadora por motivos de seguridad. Las baterías Energy Bull emiten gases durante el funcionamiento habitual, por lo que debe utilizarse obligatoriamente una manguera desgasificadora.

 

*Cálculo de la corriente nominal: p. ej., 100 Ah (K20), corriente nominal (In) Energy Bull 95751 = 100 Ah, 20 h = 5 A de corriente de carga máxima = 5 x In = 25 A

La experiencia nos dice que, durante la conducción, raras veces se puede cargar la batería lo suficiente. En especial en verano (aire acondicionado a plena potencia, luces conectadas, radio encendida, refrigerador en funcionamiento...) queda poca corriente disponible para cargar por completo la batería. En algunos casos, las baterías del habitáculo tienen incluso que abastecer a la red de a bordo...

 

Una buena idea consiste en emplear un cargador B2B. Estos aparatos logran elevar la tensión de carga a un mínimo razonable.

 

Si las baterías están descargadas, p. ej., en un 50 % (es decir, si faltan 95 Ah), se deben suministrar unos 105 Ah para que vuelvan a estar plenamente cargadas.

En el mejor de los casos, quedan 15 A (como promedio) disponibles para la batería del habitáculo. Para cargarla por completo, el vehículo deberá mantenerse en movimiento durante al menos 7 horas.

 

Para aprovechar al máximo la vida útil de las baterías, procure que estén desconectadas por completo de la red de a bordo durante los períodos de inactividad (más de 7 días) de la autocaravana. --> Previamente deberá cargarse por completo la batería correspondiente.

Muy sencillo: la recuperación de la energía de frenado.
Al pisar o soltar el pedal, normalmente se pierde una parte de la energía cinética del vehículo. La recuperación impide que esa energía desaparezca,

puesto que exige mucho más del generador en esta fase; así, se aumenta la tensión en el generador para acelerar el proceso de carga y, de ese modo, alimentar más energía a la batería. El generador convierte la energía cinética en corriente, un principio similar al de las dinamos de las bicicletas. En las fases de aceleración y de marcha normal, la potencia del generador puede reducirse parcialmente o, incluso, anularse, de manera que haya más energía disponible para el accionamiento.


El motivo es que el vehículo aprovecha la energía que ha almacenado la batería previamente. De ese modo, se ahorran combustible y emisiones. Las baterías para automóviles de arranque y parada de la serie Banner Running Bull ahorran combustible y CO2.

 

Energía para el medioambiente.
Los sistemas de recuperación de la energía de frenado y de arranque y parada hacen que los vehículos modernos sean mucho más ecológicos. Así, reducen el consumo y las emisiones de CO2 de forma sostenible.
El requisito para esto es una batería de arranque y parada con una elevadísima resistencia a los ciclos, como la Banner Running Bull, que se emplea a fondo en todos los arranques y trayectos.

Su resistencia especialmente elevada a los ciclos convierte a la Running Bull en una batería de a bordo perfecto, capaz de hacer frente a solicitaciones extremas debidas a los múltiples procesos de arranque de los vehículos microhíbridos.

 

Running Bull Produktfamilie

Sí, es posible en muchas clases de baterías. 

 

Los tipos de productos europeos Power Bull y Power Bull PRO (carcasas T y H, altura total 175 o 190 mm), así como las baterías Running Bull AGM y EFB (tipos de productos europeos en carcasas T y H, altura total 175 o 190 mm), tienen la apertura para conectar la desgasificación central o bien en el lado izquierdo de la tapa de la batería (terminal negativo en baterías con circuito 0) o en el lado derecho (terminal positivo en baterías con circuito 0).


En su caso, si el lado de la apertura de desgasificación no resultara adecuado, es posible retirar el tapón blanco, que deberá volver a introducirse en el canal de desgasificación del lado contrario (para impedir la salida de gas altamente explosivo).


Para retirar el tapón, utilice un tornillo para madera con un diámetro de aprox. 5 mm. No se preocupe: el tapón no se puede meter en la batería.

 

Nota: los tipos de producto europeos Starting Bull (altura total 175 o 190 mm) presentan la apertura para conectar la desgasificación central en el lado derecho (terminal positivo con circuito 0, terminal negativo con circuito 1). Tenga en cuenta que no es posible modificar el lado de desgasificación.

 

Resumen de las situaciones de montaje actuales

En el caso de BMW y de Mercedes-Benz, todas las baterías se desgasifican en el lado del terminal positivo dispuesto actualmente en sus vehículos. Es decir, a la derecha en las baterías con circuito 0.
En el caso del grupo VW, todas las baterías instaladas en los vehículos actuales se desgasifican por el lado del terminal negativo. Es decir, a la izquierda en las baterías con circuito 0.

Sí, sin excepciones.
 
Prescribimos el uso obligatorio de una manguera desgasificadora (número de pieza 1030001700 con una longitud de manguera de 90 cm y pieza de codo incluida) para todas las baterías de plomo y ácido que se instalen en el habitáculo o en el espacio de los pasajeros.
 

Algunos vehículos tienen incorporada una manguera con una pieza de codo conectada para descargar los gases de la batería. Si este es su caso, inserte la manguera con el codo en la correspondiente abertura de desgasificación de la batería. Si hay una abertura de desgasificación en el otro lado, esta debe cerrarse con un tapón de cierre.
En caso de que necesite tapones de repuesto para la desgasificación de la batería o de la manguera desgasificadora, póngase en contacto con un especialista o un asesor de compras de Banner.

 

Por su seguridad, utilice siempre unas gafas protectoras cuando manipule baterías de plomo y ácido.

En el caso de los vehículos con sistema automático de arranque y parada, se utilizan fundamentalmente dos tecnologías de batería, según el consumo energético y la resistencia a las vibraciones y a los ciclos necesarios.
La tecnología empleada depende, además, del equipamiento eléctrico del vehículo y del presupuesto.

 

1. La tecnología AGM (Running Bull AGM) se usa, sobre todo, en sistemas de arranque y parada que consumen muchísima energía y con recuperación de energía de frenado.
La batería Running Bull AGM es la solución idónea sobre todo para vehículos de gama intermedia y alta e incluso para vehículos de lujo.

AGM = Absorbent Glass Mat, la fibra de vidrio absorbe el ácido y, con ello, lo liga.


2. La tecnología EFB (Running Bull EFB) se usa, sobre todo, en sistemas de arranque y parada que consumen mucha energía.

La batería Running Bull EFB es la solución idónea sobre todo para vehículos pequeños hasta para los de gama intermedia-alta.

EFB = EnhancedFlooded Battery, la batería de arranque resistente a los ciclos.


Tenga obligatoriamente en cuenta lo que sigue a la hora de cambiar la batería:

No integre nunca una batería húmeda convencional en un vehículo de motor con función de arranque y parada que esté equipado con una batería AGM o EFB de serie. En ese caso, deberá utilizarse siempre una batería AGM o EFB, según corresponda, con una carcasa y una clase de potencia idénticas.

 

Sugerencia de Banner: La batería EFB se puede mejorar a la versión Running Bull AGM, que es una batería resistente a los ciclos y de mayor potencia, en las carcasas H5/L2 (60 Ah), H6/L3 (70 Ah) y H7/L4 (80 Ah).

 

 

 

 

Nuestros socios distribuidores podrán facilitarle piezas de codo con manguera desgasificadora de 90 cm (número de pieza 1030001700).
En el buscador de distribuidores podrá consultar dónde se encuentra el distribuidor de Banner más próximo a usted.

 

Introduzca la manguera desgasificadora lateralmente empleando la pieza de codo en la apertura de la desgasificación central en la tapa de la batería. No se requiere ninguna labor adicional.

Winkelstück

De forma general, las baterías AGM no están concebidas para su uso en posición lateral. Debido a su estructura, no obstante, las AGM sí se pueden emplear en la posición lateral en determinadas circunstancias. Véase la imagen de la excavadora Menzi Muck. En todo caso, debe instalarse una manguera desgasificadora (por motivos de seguridad). En circunstancias desfavorables (desperfectos en el cargador o en la batería), puede salir ácido al exterior con mayor facilidad debido a la posición lateral.

 

Dependiendo del uso (batería de arranque, etc.), puede reducirse ligeramente la vida útil.

Menzi Muck Schreitbagger mit Banner Running Bull AGM Batterien

En el montaje en serie, se suman las tensiones de cada batería concreta. Así, para abastecer una red de a bordo de 24 V, deben conectarse dos baterías en serie.


Tenga en cuenta lo siguiente:
- Ambas baterías deben tener la misma denominación de tipo.
- Ambas baterías deben tener aproximadamente la misma antigüedad.
- Ambas baterías deben tener el mismo nivel de carga.
- Los cables de conexión deben estar suficientemente dimensionados y deben mantenerse lo más cortos posible.
- Sustituya siempre las dos baterías.


Si no respeta las recomendaciones anteriores, pueden producirse diferencias en la resistencia interior de las baterías concretas y, en consecuencia, una distribución distinta de la tensión, así como una carga asimétrica durante la fase de carga y de descarga.


El ecualizador de carga garantiza que el nivel de carga de las dos baterías conectadas en serie sea el mismo.

En el montaje en paralelo, se suman tanto las capacidades como la corriente de arranque en frío de cada batería concreta.


Tenga en cuenta lo siguiente:
- Ambas baterías deben tener la misma denominación de tipo.
- Ambas baterías deben tener aproximadamente la misma antigüedad.
- Ambas baterías deben tener el mismo nivel de carga.
- Los cables de conexión deben estar suficientemente dimensionados y deben mantenerse lo más cortos posible.
- Sustituya siempre las dos baterías.


Si no respeta las recomendaciones anteriores, pueden producirse diferencias en la resistencia interior de las baterías concretas y, en consecuencia, una distribución distinta de la corriente, así como una carga asimétrica durante la fase de carga y de descarga. Entre ambas baterías fluyen en ocasiones corrientes de compensación muy elevadas.

 

En la medida en que la estructura lo permita, se recomienda utilizar una única batería de gran capacidad.

Parallelschaltung

Banner recomienda instalar en los vehículos únicamente baterías con una tensión de reposo superior a 12,50 V.

 

– Antes de instalar y retirar la batería, apague el motor y todos los consumidores de corriente.

– Evite los cortocircuitos causados por herramientas.

– Al desmontar, desconecte primero el terminal negativo (-) y después, el terminal positivo (+).

– Antes de instalar la batería, limpie la superficie del suelo del vehículo.

– Fije la batería firmemente.

– Limpie los terminales y pinzas de la batería y engrase ligeramente con grasa libre de ácido.

– En el momento de la instalación, conecte primero el terminal positivo (+) y luego, el negativo (-). Asegúrese de que los polos de la batería estén bien colocados.

 

Atención: siga las instrucciones del fabricante del vehículo (instrucciones de uso o de mantenimiento).

– Las baterías de arranque sin llenar están exentas de mantenimiento. Almacénelas en un lugar seco y fresco (a salvo de heladas).

– Recargue las baterías de arranque llenas a más tardar cuando la densidad del ácido caiga por debajo de 1,24 kg/l (tensión de reposo inferior a 12,50 V).

– Las baterías llenas se deben transportar y almacenar en posición vertical. De lo contrario, se podrían producir fugas de ácido.

– Asegure la batería durante el transporte para evitar que vuelque.

- Utilice protección frente a cortocircuitos.

 

Running Bull AGM/BackUp: seguridad de fuga en posición invertida y en caso de desperfectos en la carcasa. Cargue la batería, como muy tarde, cuando la tensión de reposo sea igual o inferior a 12,50 V. No es posible realizar una medición de la densidad del ácido o rellenar el agua destilada.

La batería se descarga más que se carga en el vehículo. Este «balance de carga negativo» resulta difícil de superar para algunas baterías...

 

En invierno, en especial, muchos consumidores eléctricos dependen de la red de a bordo y de la batería de arranque. A esto hay que sumarle las bajas temperaturas... Influyen, por una parte, en el aceite del motor, que se espesa y genera fuerzas de fricción elevadas en el mismo, y, por otra parte, en la reacción química y la admisión de carga de las baterías de Ca/Ca actuales.

 

Otra dificultad añadida es que las baterías de plomo y ácido solo se pueden cargar con temperaturas superiores a 0 °C. Al inicio del trayecto se utiliza toda la energía de carga disponible para cargar la batería (proceso electrotérmico). Cuando la batería llega al intervalo de admisión de carga, gran parte de los conductores detiene el vehículo.

 

Dependiendo del tipo de vehículo y de la colocación de la batería, solo es posible alcanzar el intervalo de temperaturas de admisión de carga tras haber recorrido un trayecto de al menos 20 km.

 

Puede ayudarse a cargar al batería empleando un cargador externo.

Acchucharger Ladegeräte, Ladegerät, Lader, Erhaltungsladegeräte

La descarga de la batería probablemente se deba a un consumo de corriente de reposo muy elevado (más de 20 mA) por parte del vehículo.

 

Cargue la batería por completo con un cargador externo (limitación por tensión con aprox. 14,8 V) y mida la tensión de la batería después de un tiempo en reposo de al menos 5 h.

 

La tensión medida debe situarse en un intervalo de entre 12,7 y 12,8 V.

 

En caso de situarse por encima de dicho intervalo, encienda durante 10 segundos las luces de cruce de su vehículo y mida de nuevo la tensión de reposo después de un tiempo de espera de aprox. 1 minuto. Si la tensión se sitúa por debajo de los 12,6 V, deberá reiniciar de nuevo el proceso de carga.

 

Si el cargador dispone de un «modo de reactivación», deberá desmontar obligatoriamente la batería del vehículo antes de cargarla.

 

En caso contrario, existe la posibilidad de que el sistema electrónico del vehículo sufra desperfectos irreparables debido a la tensión excesiva de la red de a bordo.

El nivel del electrolito debe comprobarse dependiendo de la frecuencia de uso y de la tensión de carga.

 

- En el supuesto de carga o descarga diarias, el intervalo de comprobación del nivel del electrolito debe ser de un mes.

- En el supuesto de carga o descarga semanal, debe realizarse un mantenimiento trimestral.

 

Antes de manipular la batería, póngase obligatoriamente su equipo de protección individual (gafas de seguridad, etc.).

Utilice únicamente agua desmineralizada o destilada (en ningún caso agua mineral o de manantial) para rellenar el electrolito.

 

- Abra los tapones de la célula con una herramienta adecuada.

- Complete el nivel del llenado hasta alcanzar la marca de máximo (véase la marca en la parte exterior de la caja o en el clip de la célula).

- Cierre los tapones de la célula.

- Cargue por completo la batería mezclando el electrolito (la batería debe emitir gases).

 

Los elementos de la placa que no estén cubiertos con ácido sufrirán desperfectos irreversibles.

¿Qué sucede al integrar una batería sin BEM (código de gestión energética de la batería) en un vehículo? Banner responde a esta pregunta basándose en el ejemplo de Audi.


BEM = Batterie-Energiemanagement o gestión de la energía de la batería. La creciente electrificación de los vehículos modernos convierte a la batería en un elemento fundamental de los mismos. Para garantizar la vida útil de la batería a pesar de la elevada solicitación a la que se somete, algunos vehículos, como el Audi A6, incorporan un sistema inteligente de gestión de la energía.


Funcionamiento. El increíble aumento de las corrientes de a bordo en los modelos de vehículos actuales y, en especial, en el caso de las aplicaciones
microhíbridas de arranque y parada y de recuperación de la energía de frenado, imponen nuevos requisitos a las baterías de los coches. El BEM abarca parámetros como el estado de carga, la antigüedad de la batería, etc., y remite los datos al ordenador del vehículo. A continuación, este determina el balance energético del vehículo y, en caso necesario, limita el
uso de consumidores de confort, como la calefacción de los asientos o el aire acondicionado, y advierte al conductor al respecto. El objetivo consiste en garantizar siempre que sea posible el arranque del motor.

 

Distintos sistemas. La mayoría de los fabricantes de vehículos, como es el caso de BMW, trabajan con un sistema abierto,
es decir, que el mercado de repuestos independiente puede integrar una batería de repuesto adecuada sin que deba reprogramarse el sistema electrónico del vehículo. Sin embargo, otros fabricantes como Audi emplean un sistema cerrado y asignan los llamados códigos «BEM» a las baterías de repuesto originales. En el caso de las baterías de repuesto independientes, este código no está disponible.


Instalación de baterías sin código BEM. De forma general, es posible instalar «baterías sin aprobación BEM» en el ejemplo de
Audi. No obstante, debe emplearse una batería con calidad de fabricante original (en el mejor de los casos, una Power Bull PROfessional, y si la batería original era una AGM, resulta obligatorio el uso de una Running Bull AGM), que presente las mismas dimensiones que la batería original y cuya potencia etiquetada coincida con la de esta.

 

Sistema de autoaprendizaje. Si la batería es ya antigua, el sistema del vehículo registra que se trata de una «batería
defectuosa». Por lo tanto, si se instala una batería nueva sin introducir un código BEM, en un principio el vehículo
no la detectará. Debe transmitirse el nuevo estado de la batería al sistema de gestión de la energía introduciendo un código BEM o, de forma alternativa, debe programarse en el sistema el nuevo estado de la batería. Cuantos más «eventos de activación» (es decir, impulsos y señales de arranque, arranque en frío, etc.) supere la batería, más rápido será el proceso. A continuación, el ordenador del vehículo volverá a habilitar de forma sucesiva los sistemas que antes hubiera restringido, como la plena potencia del climatizador.

 

Sin riesgos de seguridad. Al instalar baterías de repuesto de alta calidad sin introducir un código BEM
no se genera riesgo alguno para la seguridad, ni se ocasionan desperfectos al sistema electrónico del vehículo o a otros componentes.

Audi, BEM Code

Esta es la ficha válida para manipular con seguridad acumuladores de plomo en el caso de las baterías de Banner (AGM, húmedas, etc.).

 

El Reglamento REACH (1907/2006/CE) ha sustituido a la Directiva de la UE relativa a las fichas de datos de seguridad (91/155/UE). El Reglamento REACH en vigor exige la elaboración y actualización de fichas de datos de seguridad para sustancias y preparados. De acuerdo con la legislación europea sobre productos químicos, las fichas de datos de seguridad REACH no son necesarias para productos como las baterías de plomo.

 

Banner Batterien es miembro de la ZVEI (Zentralverband Elektrotechnik- und Elektronikindustrie e.V). Así, la ficha adjunta de esta asociación profesional relativa a las baterías («Indicaciones para manipular de forma segura acumuladores de plomo») está adaptada a los productos de Banner. Dicha ficha se dirige a los distribuidores y usuarios de las baterías, y se facilita con carácter voluntario. Las instrucciones que contiene sirven como apoyo para el cumplimiento de los requisitos legales, si bien no los sustituyen.

 

La fecha de producción de las baterías de Banner se incluye en el código de producto grabado de la batería.

Sin embargo, la edad física de la batería resulta muy poco informativa con respecto a la vida útil y al estado de esta. Por ese motivo, los códigos incluidos en las baterías de Banner no permiten alcanzar conclusiones definitivas sobre la fecha de producción.

 

Para el funcionamiento de la batería lo relevante no es la fecha en la que se llenó con ácido por primera vez, sino el momento en el que se puso en marcha en el vehículo o en el que se utilizó.

 

Lo importante es que durante el intervalo entre la producción y la venta de la batería al usuario esta se haya mantenido en el estado de carga correcto. Banner Batterien y sus distribuidores se aseguran de que así sea.

 

La vida útil de la batería depende sobre todo del número de ciclos de carga y descarga, así como del nivel de descarga, y no tanto de la edad física de la batería.

 

El único comprobante de la garantía es el comprobante de compra, con la fecha de adquisición incluida.

 

Nota: en el caso de las baterías de arranque, no es necesario una identificación DOT (Department Of Transportation, EE. UU.) con código numérico que acredite, entre otros elementos, la fecha de fabricación de los neumáticos.

El ácido de la batería es altamente corrosivo.

- En caso de que entre en contacto con los ojos, aclárelos bien con agua y consulte a un médico.

- Salpicaduras de ácido: trátelas con espray Neutralon o con lejía jabonosa, aclárelas con agua abundante y séquelas.

- Ni el ácido ni las baterías rellenas de ácido pueden quedar al alcance de los niños.

- Deseche los recipientes en los que aún queden restos de ácido en el punto recolector de materiales peligrosos que corresponda. Los restos de ácido no deben acceder a la red de alcantarillado.

 

Deseche los recipientes de ácido vacíos con los plásticos de la basura doméstica.

Las baterías AGM se pueden descargar hasta un máximo del 50 % del nivel de carga.

 

De forma general, cuanto más se descarguen, más corta será la vida útil que cabe esperar. Con una profundidad de descarga del 50 % (aprox. 12,3 V de tensión de reposo), las baterías AGM logran terminar unos 400 ciclos. Procure volver a cargarlas de inmediato al alcanzar un límite de tensión de reposo de aprox. 12,50 V.

 

Para medir la tensión de reposo, deberán esperarse unas 5 horas tras terminar la carga o no realizarse ninguna descarga durante al menos una hora.

Sustituya siempre todas las baterías que estén conectadas entre ellas. Esto se debe a que, con el uso, las baterías presentan cambios en la resistencia interior (aumento). Así, las baterías nuevas y cargadas por completo presentan una resistencia interior muy reducida, mientras que las baterías «usadas» presentan una resistencia interior elevada.

 

Si se emplean de forma conjunta una batería usada y una nueva, las corrientes (en caso de montaje paralelo) y las tensiones (en caso de montaje en serie) se dividen de forma distinta. Se producen cargas asimétricas durante la carga y la descarga.

 

Si las baterías no se descargan o no se cargan, en caso de montaje paralelo, fluyen corrientes compensadoras muy elevadas entre las mismas. --> La batería nueva trata de cargar la batería usada (compensación de potencial).

 

Estas corrientes compensadoras pueden causar que la batería nueva se estropee de forma prematura.

Utilice el ajuste AGM: la tensión de carga debe ser de un máximo de 14,8 V y la tensión de flotación se debe ajustar en 13,5 V. Lo mejor sería emplear una línea característica IUoU con compensación de la temperatura (si tiene la posibilidad de ajustarla).

 

Para aprovechar al máximo la vida útil de las baterías, procure que estén desconectadas por completo de la red de a bordo durante los períodos de inactividad (más de 7 días). --> Anteriormente, deberá cargarse por completo la batería correspondiente.

Tenga en cuenta lo siguiente:

- Ambas baterías deben tener aproximadamente la misma antigüedad.

- Ambas baterías deben tener las mismas tensiones de reposo.

- Ambas baterías deben tener la misma denominación de tipo.

- Los cables de conexión deben ser tan cortos como sea posible.

- Debe procurarse que los cables de conexión estén debidamente dimensionados.

En determinadas circunstancias, al cargar una batería puede generarse gas altamente explosivo. Dicho gas consiste en una mezcla de hidrógeno y oxígeno. Debido al reducido límite de explosión inferior de apenas el 4 % del volumen, se recomienda ser sumamente precavido. Al entrar en juego una fuente de ignición (luz abierta, superficie caliente, descarga electrostática CEM...) se produce una reacción explosiva con una velocidad de aprox. 2800 m/s (en comparación, la de la pólvora negra es de entre 400 y 1000 m/s).

 

Tenga en cuenta lo siguiente:

- No fume y evite la ignición, las llamas abiertas y la formación de chispas al manipular cables y equipos eléctricos.

- Antes de instalar o desinstalar la batería, apague todos los consumidores de corriente conmutables, de manera que no puedan generarse chispas de forma accidental.

- Al soltar las conexiones, retire primero el cable de masa (conexión con el chasis del vehículo). En sentido inverso, esta conexión será la última que deba restablecerse (a fin de evitar cortocircuitos con las herramientas).

- Para la carga, conecte primero la batería al cargador y, después, encienda este último.

- En caso de carga en estancias cerradas, procure que haya una buena ventilación.

- Use una manguera desgasificadora si hubiera baterías en el habitáculo.

- Por su seguridad, utilice siempre gafas protectoras cuando manipule baterías de plomo y ácido.

Solo algunas clases de baterías están disponibles precargadas en seco.

Las demás baterías estarán disponibles para su uso a partir del momento de adquisición (llenas y cargadas).

 

Las baterías de arranque cargadas sin llenar están disponibles para su uso sin necesidad de carga adicional tras llenarse con ácido de batería.

– Durante el llenado, la temperatura de la batería y del ácido debe ser de al menos 10 °C.

– Retire los tapones de cierre.

– Llene las células concretas de la batería con ácido sulfúrico, según VDE 0510, con densidad 1,28 kg/l (en países tropicales, 1,23 kg/l) hasta la marca de nivel de ácido máximo o hasta los 15 mm por encima del borde superior de la placa.

– Deje que la batería repose durante 20 minutos, inclínela ligeramente varias veces y, si procede, añada ácido.

– Atornille o presione los tapones de cierre para fijarlos. Elimine las salpicaduras de ácido que pudiera haber.

- Antes de instalar la batería, la tensión de esta debe ser de al menos 12,60 V, y la densidad del ácido, de al menos 1,26.

 

Carga de puesta en servicio: si la batería se calienta durante el llenado, el electrolito se espuma (suelen generarse gases) o, si no alcanza los valores antes indicados después del llenado y el tiempo de activación, deberá realizarse una carga de puesta en servicio.

No deben conectarse baterías de distintas clases. Las diferentes construcciones de las baterías hacen que estas presenten resistencias interiores o comportamientos de carga distintos.

 

Puede suceder lo siguiente:

- Una batería o un grupo de baterías no se cargan o se cargan en exceso.

- Fluyen corrientes compensadoras elevadas que pueden ocasionar fallos de los fusibles o un calentamiento excesivo de los cables.

 

En caso de conexión en paralelo o en serie de las baterías, debe prestarse atención a lo que sigue:

- Las baterías deben tener aproximadamente la misma antigüedad.

- Las baterías deben tener las mismas tensiones de reposo.

- Las baterías deben tener la misma denominación de tipo.

- Los cables de conexión deben ser tan cortos como sea posible.

- Se debe procurar que los cables de conexión estén debidamente dimensionados.

Para abrir el tapón de la batería, en primer lugar debe retirarse la etiqueta que lo cubre.

 

Para abrir el tapón de la célula, utilice obligatoriamente un destornillador plano correctamente dimensionado o la «llave de tapones» especial de Banner. El destornillador debe tener una anchura de hoja mínima de 14 mm (máxima 16 mm). Si se utiliza un destornillador demasiado pequeño, es posible que el tapón o la «hendidura en cruz» sufran desperfectos y que no pueda retirarse el tapón.

 

La llave de tapones de Banner se puede pedir con el número de pieza Banner 1030001600.

 

Gracias al anillo obturador especial, los tapones se asientan de forma segura. Este asiento fijo es necesario para garantizar a los clientes finales la máxima seguridad en cuanto a las descargas electrostáticas.

 

En caso de descargas electrostáticas, puede producirse una transferencia de chispas a la batería. En el peor de los casos, estas pueden inflamar el gas altamente explosivo de la batería y provocar una explosión. Hemos logrado reducir al mínimo el riesgo de disrupción (en caso de descarga electrostática) mediante tapones especiales.

 

Tenga en cuenta que debe ponerse unas gafas de seguridad de inmediato cuando vaya a manipular baterías de plomo y ácido.

 

ATENCIÓN: las baterías AGM no se pueden abrir, como es el caso de la Running Bull AGM y la Running Bull BackUp. Para las series de productos Buffalo Bull no se requieren herramientas especiales.

Stopfendreher

Las baterías de Banner totalmente cargadas pueden almacenarse con una tensión de reposo de hasta 12,50 V. Dependiendo de la temperatura ambiental, las baterías se pueden almacenar un máximo de 12 meses sin que haga falta cargarlas de nuevo. Cuanto más fría sea la temperatura ambiental, menor será la autodescarga de la batería.

 

Para ir sobre seguro, lo mejor sería comprobar la tensión de reposo de las baterías cada tres meses, más o menos. Si es inferior a 12,50 V, la batería deberá cargarse de nuevo; con menos de 12,60 V, es aconsejable comprobarla de nuevo transcurrido aproximadamente un mes.

 

En caso de recarga al aire libre, tenga en cuenta que la batería debe alcanzar primero los 0 °C antes de proceder a la carga.

 

En caso de que sea preciso cargarla, puede desmontar la batería y dejar que se «descongele» en estancias a más de 0 °C. También puede dejar el cargador conectado a la batería durante unos días, de manera que, al principio, se emplee la energía de carga para calentar la batería.

 

No tiene de qué preocuparse: las baterías de plomo y ácido totalmente cargas se congelan a partir, más o menos, de los -70 °C... Sin embargo, las baterías descargadas (tensión de reposo de 12,0 V) se congelan a pocos grados bajo cero.

 

A continuación, recopilamos algunos aspectos que debe tener en cuenta:

- Compense el electrolito faltante antes de la carga con agua destilada o desmineralizada hasta alcanzar el nivel máximo.

- Cargue totalmente la batería (desconectada) antes de que llegue el invierno; el indicador del cargador le señalará cuando haya terminado.

- Desconecte todos los consumidores de la batería (desconexión retirando la batería o extrayendo el fusible principal).

- Procure que la superficie de la batería esté seca y que permanezca así.

- Si ha de desmontarla, almacene la batería (totalmente cargada) en un lugar seco y lo más fresco posible.

- Disponga una protección contra cortocircuito cuando almacene la batería.

- Cargue por completo las baterías antes de instalarlas en el vehículo o antes de que entren en contacto con la red de a bordo.

- Por último, lo más importante: utilice siempre gafas de seguridad cuando manipule baterías de plomo y ácido.

 

También hay cargadores automáticos (todos los dispositivos Banner Accucharger) que mantienen el nivel de carga. Así, tales cargadores pueden permanecer conectados a la batería durante todo el invierno sin que esta sufra desperfectos.

Sí, ya que se trata exactamente de la misma tecnología que la de las baterías Banner Running Bull AGM.
 

Los distintos proveedores las denominan de maneras diferentes. Por ejemplo, Mercedes asigna la etiqueta «VRLA» a las baterías AGM para automóviles de arranque y parada.

Las baterías VRLA se pueden sustituir por baterías Banner Running Bull AGM. con una carcasa y una clase de potencia idénticas.

 

AGM = Absorbent Glass Mat, la fibra de vidrio absorbe el ácido y, con ello, lo liga.

VRLA = Valve Regulated Lead Acid, es decir, una batería de plomo y ácido regulada por válvula con tecnología AGM.

 

 

Sí.
 
Se trata exactamente de la misma tecnología que la de las baterías Banner Running Bull EFB.

En el mercado se emplean con frecuencia distintas denominaciones para la tecnología de arranque y parada en el ámbito de las baterías:

 

AFB = Advanced Flooded Battery
ECM = Enhanced Cyclic Mat
EFB = Enhanced Flooded Battery


Las baterías para automóviles AFB y ECM se pueden sustituir por Banner Running Bull EFB . con una carcasa y una clase de potencia idénticas.

Los aditivos de carbono permiten cargar más rápido las baterías y mejoran su resistencia a los ciclos.
 

La tecnología «carbon loaded» permite cargar más fácilmente la batería integrando aditivos de carbono en la masa activa negativa. Las partículas de carbono ofrecen una mayor conductividad de la masa activa y aumentan la capacidad de admisión de corriente de la batería.

El resultado es una reducción considerable del tiempo de carga.

Además, al emplear aditivos de carbono se reduce la tensión de gasificación, con lo que se evita la posibilidad de estratificación del ácido.

 

No en vano se menciona al carbono junto a las aplicaciones de alta tecnología más modernas. Su reducido peso y su gran resistencia hacen que resulte idóneo en numerosos ámbitos, como los deportes motorizados, el transporte aéreo y espacial y las instalaciones eólicas en alta mar, además, como no, en las baterías de Banner.

 

Así, las baterías de plomo y ácido no solo se benefician de la excepcional conductividad de este material de alta tecnología, sino también de sus propiedades térmicas. Los aditivos de carbono especiales mejoran la capacidad de carga y la resistencia a los ciclos de las baterías de plomo y ácido, y despliegan toda su potencia en el caso de las baterías EFB para vehículos con función de arranque y parada o que consumen mucha energía.

 

El uso del carbono es otra muestra de la capacidad de innovación y del desarrollo continuo de Banner, algo muy apreciado por fabricantes de vehículos con gran reputación en todo el mundo.

 

¿Qué es en realidad el carbono?
El carbono es un elemento químico presente en la naturaleza en forma pura (diamante, grafito) o en carbonatos como el dióxido de carbono, el petróleo, el gas natural y el carbón. El carbono puede crear moléculas complejas y constituye la base de toda la vida terrestre.

Sí, la hay.
 

Las baterías de arranque convencionales están diseñadas, tal y como su nombre indica, para proporcionar una breve pero elevada dosis de energía y arrancar el vehículo.

En cuanto el motor se pone en marcha, el sistema de carga del vehículo permite volver a cargar la energía tomada de la batería y alimenta todos los demás consumidores eléctricos.


A la hora de comparar las baterías de arranque con los deportes de carreras, las primeras sirven para los sprints y las de descarga de larga duración, para las maratones.

 

Las baterías de descarga de larga duración se emplean en el ámbito del ocio y el tiempo libre para proporcionar una corriente bastante inferior durante más tiempo a la red de a bordo, así como a numerosos consumidores eléctricos y electrónicos, y se descargan y cargan varias veces.

Esto significa que la tecnología y los componentes se diferencian en gran medida de los de una batería de arranque, por lo que el uso de una batería de arranque en aplicaciones cíclicas puede provocar un desgaste prematuro de la batería o un fallo general de la misma ya en los primeros meses.

 

Sugerencia de Banner para prolongar la vida de las baterías de red de a bordo:

las baterías de red de a bordo se pueden descargar hasta un máximo del 50 % del nivel de carga. De forma general, cuanto más se descarguen, más corta será la vida útil que cabe esperar. Después de la descarga, asegúrese siempre de volver a cargarlas de inmediato y en la medida suficiente.